• Envíenos un Correo electrónico: infoprotherapies@gmail.com
  • Make an Appointment: 1-800-123-4567

SERVICIOS A LA MEDIDA DEL NIÑO

 

SERVICIOS A LA MEDIDA DEL NIÑO
 
EL NIÑO ESTA EN EL CENTRO DE LA TERAPIA. LOS SERVICIOS SON PERSONALIZADOS, Y LA EVIDENCIA SE BASA PARA SATISFACER LA NECESIDAD DE SU HIJO.

El terapeuta trabajará en estrecha colaboración con el niño y la familia para optimizar su compromiso en la escuela y su entorno familiar.

 
MÉTODO DE TRABAJO TERAPEUTA OCUPACIONAL PEDIÁTRICO:

 

  • Consulta inicial GRATUITA (30 min)

  • Evaluación inicial de cribado e identificación de fortalezas y barreras.

  • Evaluación integral y recopilación de información. El servicio proporciona una evaluación y tratamiento individualizados de su hijo, incluidas las intervenciones en las siguientes áreas:

 

  • Habilidades motoras, habilidades motoras finas, incluyendo escritura a mano, habilidades de percepción visual, habilidades sensoriales, procesamiento sensorial y regulación emocional.

  • Facilitando la independencia en el autocuidado por ej. Aderezo, higiene y comidas. 

  • Asesoramiento en juguetes adaptados / especializados y juegos. 

  • Consulta y asesoramiento sobre modificaciones menores a domicilio.

  • Asesoramiento para equipos especializados.

  • Metas individualizadas y planes de terapia para 1: 1 entrada

  • Publicar actualizaciones de la sesión para los padres.

  • Evaluación de la intervención.



¿Cómo sé si mi hijo puede beneficiarse de un terapeuta ocupacional pediátrico?

 

Los terapeutas ocupacionales brindan apoyo y servicios en una amplia gama de áreas que afectan el comportamiento y el desempeño de un niño en la escuela o en el hogar.

 

Las siguientes son señales que pueden ayudarlo a determinar si una evaluación realizada por un terapeuta ocupacional puede ser apropiada para su hijo:

 

  • Dificultades cognitivas (tales como dificultades con la atención, concentración, coherencia central y función ejecutiva)

  • Su hijo tiene problemas con la escritura a mano, dibujo o tareas de motricidad fina.

  • Su hijo tiene dificultades para sentarse por un largo período de tiempo sentado en su escritorio, o tiene problemas para quedarse quieto o para concentrarse.

  • Su hijo tiene problemas para atender sus necesidades básicas, como ponerse los zapatos o el abrigo, o ir al baño sin ayuda. – Comportamiento adaptativo y funcional como dormir y comer.

  • Su hijo tiene problemas con los cambios en la rutina, tiene problemas para adaptarse a las rutinas en el hogar o en la escuela y generalmente elige los mismos juegos o actividades.

  • Su hijo se molesta fácilmente con los ruidos fuertes, las luces brillantes o el contacto de otras personas

  • Su hijo tiene dificultades para cumplir con el horario o para organizar las tareas.

  • Su hijo con frecuencia se topa con cosas, o viajes.

  • El comportamiento de su hijo interfiere con el rendimiento escolar o es más “desafiante” que otros niños de su edad

  • A su hijo le resulta difícil entender las emociones de otras personas, parece tener dificultades en el área de las habilidades sociales.



Beneficios de la terapia ocupacional

La terapia ocupacional es una práctica basada en la evidencia profundamente arraigada en la ciencia. Por lo tanto, los profesionales adoptan un enfoque centrado en la persona y utilizan la investigación basada en la evidencia para ayudar a las personas a vivir la vida a su manera. Los terapeutas ocupacionales evalúan y determinan las necesidades físicas, sociales y psicológicas de un individuo y las apoyan para que realicen sus tareas con éxito.

El tratamiento de terapia ocupacional (OT) se enfoca en ayudar a los niños con discapacidades físicas, sensoriales o cognitivas a ser tan independientes como sea posible en todas las áreas de sus vidas y mejorar su autoestima y sentido de logro.

Algunas personas pueden pensar que la terapia ocupacional es solo para adultos; Los niños, después de todo, no tienen ocupaciones. Pero el trabajo principal de un niño es jugar y aprender, y los terapeutas ocupacionales pueden evaluar las habilidades de los niños para jugar, el desempeño escolar y las actividades diarias.